Cítricos: Frutas ideales para la salud del corazón - febrero 2016

Cítricos: Frutas ideales para la salud del corazón

Por Kris Sollid, R.D. | Marzo 03, 2016
Última Actualización Marzo 04, 2016

En Estados Unidos, febrero es el Mes del Corazón. También es el mes nacional de la Toronja. Esta coincidencia nos hizo pensar: ¿Qué papel juegan cítricos en la salud del corazón?

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la enfermedad cardíaca es la causa número 1 de muerte entre hombres y mujeres estadounidenses -causa una de cada cuatro muertes. Hay muchos factores que afectan el riesgo de enfermedades del corazón. Los más importantes incluyen presión arterial alta, colesterol LDL o colesterol "malo" (sí, hay un tipo de colesterol "bueno", el HDL) y el tabaquismo. Ajustar el estilo de vida para reducir o eliminar estos factores de riesgo, mejorará la salud de tu corazón.

Siendo la dieta un importante componente del estilo de vida, no es de extrañar que la salud del corazón se puede mejorar a través de lo que comemos. Incluso pequeños cambios pueden tener un impacto. Un ejemplo: el efecto beneficioso de incluir grasas saludables de los frutos secos y aceites que se encuentró con el estudio de la Prevención Primaria de la Enfermedad Cardiovascular con una Dieta Mediterránea (PREDIMED).

Pero ¿qué pasa con los cítricos? Los cítricos han sido promovidos por sus propiedades curativas desde el siglo XVIII, cuando se utilizaba para tratar el escorbuto, lo cual permitió la exploración global por mar.

No fue hasta la década de 1930 (gracias a Albert Szent-Györgyi), que se descubrió que el ácido ascórbico, mejor conocido como vitamina C, fue el componente químico en los cítricos responsable de prevenir el escorbuto. Este descubrimiento histórico le dio al Dr. Szent-Györgyi un Premio Nobel en 1937. Esta cadena de acontecimientos históricos, también pudo haber ayudado a generar varias dietas de moda que mostraban a algunas frutas cítricas como "súper alimentos" para "limpiar" o "desintoxicar".

Los profesionales de la nutrición recomiendan los cítricos por su densidad nutrimental (es decir, su valor nutricional por caloría), no por sus poderes curativos o de limpieza. Además de la vitamina C, los cítricos y sus jugos, también contribuyen con nutrimentos vitales que apoyan la salud del corazón (por ejemplo, potasio, fibra, ácido fólico y vitamina B). El potasio y la fibra han sido identificados por las Directrices Dietéticas para los estadounidenses, 2015-2020, como nutrimentos asociados con problemas de salud cuando se consumen poco. De hecho, el consumo de frutas (incluyendo el jugo) está por debajo de las porciones recomendadas para casi todos los grupos de edad en los E.U., siendo los niños menores de 8 años, el único grupo que actualmente cumple el objetivo. Cualquier fruta o jugo 100% de fruta, cuenta como una ración de fruta.

La investigación (1,2) ha ilustrado el beneficio de la inclusión de frutas y jugos cítricos en un estilo de alimentación saludable. La toronja se ha estudiado ampliamente, tal vez en parte debido a la popular "dieta de la toronja", que presume de milagros de fusión de grasa sin fundamentos. Una reciente revisión sistemática y meta-análisis de ensayos clínicos aleatorios en sujetos con sobrepeso u obesos, no encontraron ningún papel significativo de la toronja en la pérdida de peso, pero sí encontraron una disminución significativa de la presión arterial sistólica. La presión sistólica (el número superior en una lectura de presión arterial) denota la fuerza que ejerce la sangre en las arterias cuando el corazón se contrae y por lo general, es la cifra por la cual los médicos están más preocupados.

Irónicamente, aun cuando el consumo de toronja y su jugo pueden ser parte de una dieta saludable que ayuda a reducir la presión arterial, aquellos que toman medicamentos para reducir la presión (bloqueadores del canal de calcio), se les recomienda no consumir toronja o jugo de toronja. Ese consejo médico no es un referéndum sobre la salud de la toronja o su jugo; más bien es el resultado directo de las posibles interacciones farmacológicas con sustancias químicas que produce la toronja. Si tomas medicamentos prescritos, asegúrate de hablar con tu médico acerca de las posibles interacciones fármaco/nutrimentos asociados con la dieta y estilo de vida.

Este Mes del Corazón, enfócate en obtener la cantidad adecuada de frutas en tu dieta. MyPLate tiene una variedad de recursos disponibles si estás buscando consejos para ayudar a incrementar tu consumo. Tu corazón te lo agradecerá.